domingo, 11 de dezembro de 2011

El monstro del estrés

Por Ives Berger

Me permito en este testimonio tomar prestada la historia de un amigo, al que no voy a citar, pero al cual voy a usar de ejemplo, porque lo veo necesario y pienso que así como él, muchos pasan por esto y se ven indefensos ante este “monstro” llamado estrés, con el cual los grandes laboratorios llenan sus cofres con la inescrupulosa ayuda de algunos pseudo médicos.

Este amigo como la gran mayoría de esta sociedad moderna, se entregó al frenesí del “ser exitoso”, olvidándose que para ser verdaderamente exitoso tienes que ser ante todo Feliz, no existe el éxito sin felicidad…. Esto al parecer suena incoherente en los parámetros del mundo actual.

La mayoría corre atrás del mejor empleo, de llenarse de dinero, sacrificando horas de vida que nunca volverán, sacrificando momentos, que tampoco volverán…

Y si perdemos esto ¿cómo ser felices? ¿de qué valió tanto sacrificio? Si tu mano te tiembla cuando en realidad lo único que quieres es acertar que la cuchara de sopa entré en tu boca, si las noches dejaron de ser placidas para ser una lucha para conciliar el sueño, (cosa que no se compra), algunos dirán que con una pastilla vencen el sueño, olvidándose que el sueño no es un enemigo sino un aliado.

Mi amigo me cuenta que a pesar que años atrás le aconsejé a que el mejor remedio es la risa, él no encuentra el motivo para reírse, me confesó que su entorno no es favorable para esto, pero es allí donde mi amigo se confunde, así como lo hacen la mayoría, le dije firmemente así como lo hago ahora al escribirlo:

¡EL ENTORNO LO HACES TÚ!


Es verdad que el mundo no es azul como lo pensábamos de niños, que de verdad cuesta un poquito más el soñar, porque cuando éramos niños bastaba un pedazo de madera para convertirla en espada y luchar contras los monstros que caían a cada maderazo, perdón espadazo que arremetíamos contra el viento, perdón contra los monstros. Es verdad todo esto, pero no olvidemos que aún tenemos esta capacidad de soñar y si crees que la has perdido búscala porque ella nunca te abandonó, está dentro de ti.

Crea esa espada de nuevo con las herramientas que creas conveniente, permítete ser feliz ante todo, usa tu inteligencia, no dejes que un entorno dirija tu vida, tu tienes que dirigir tu entorno. Si este te entristece, ¡alégralo! hay millones de maneras de inventar una sonrisa, entonces, ¿por qué abatirse por una tristeza?

Lo repito una vez más, y esto esta más que comprobado:

¡Una risa vale más, cura más que un antidepresivo!

La vida es dura ¡SÍ! Pero también es mágica porque nos da la oportunidad de hacer cosas maravillosas como la de ayudar a un amigo, la de transformar la lagrima en una sonrisa, no caigas en la trampa, en el cuento de que ser exitoso, significa sacrificar tu propia salud a cambio de un carro moderno o una casa gigante.

El verdadero éxito está en construir tu espada con súper poderes y así de un solo movimiento desintegres a ese monstro llamado, Estrés!

Un fuerte y súper poderoso abrazo desde Brasil

Ives Berger


Um comentário:

  1. Déborah Gerhardt, São Paulo-SP11 de dezembro de 2011 17:09

    O lindo texto que você escreveu só reforçou o que tenho refletido nesse momento da minha vida. Neste mundo louco que vivemos em que somente ter é o que importa, temos que resgatar as coisas mais simples da vida e que realmente nos fazem felizes! Simplicidade sempre!!!

    ResponderExcluir