terça-feira, 14 de julho de 2009

El Viento



Un amigo Vietnamita, me comentó un día :

Dos cosas me dejan alegre;

Una es el Sol, que da el calor a la tierra para que puedan germinar los alimentos y así mi familia se pueda alimentar.

La otra, me dijo con voz pausada, melancólica, es el viento.

El viento es el que me trae, desde lejos, muy lejos, todo el amor de los que no están conmigo.

Y, prosiguió:

Cuando el viento roza mi rostro, cierro los ojos y siento el beso de mi madre, las risas de mis hermanos y el calor de la vida.
-Al terminar su relato, me dio un fuerte abrazo y se marchó-

Un tiempo después, en una mañana muy fría de Europa, lo intenté...

Desde ese día, el viento y yo tenemos una estrecha amistad.

Un fuerte abrazo desde Brasil.
Ives Berger







4 comentários:

  1. Ese Ives,
    lo estoy flipando con tu escritura.
    Qué bonito, qué simple, qué fácil.
    Gracias por la prosa,
    mañana sentiré el viento fresquito rozándome el rostro, y recordaré los besos de mi madre.
    Gracias

    ResponderExcluir
  2. Esta hasta que te salió buena cholo.
    Linda prosa, casi me arrancaste una lagrima, faltó poco.
    Besos.

    ResponderExcluir
  3. Furia, Fefe, no saben lo gratificante que es saber y leer su apoyo.
    GRACIAS.
    BESOS.

    ResponderExcluir
  4. Perfeito!
    Suerte
    Besos

    ResponderExcluir